DEDICATORIA
01.Dedicatoria.jpg

A mi madre,

Josefa Alejandra Viñao Ducha,

que creyó en un sueño 

cuando nadie creía ni en el surf ni en mí.